30/05/2024

Dra. Mary Loli Martínez: académica se une al Departamento de Astronomía UdeC

Con intereses en los núcleos activos de galaxias, la astrónoma mexicana llega a potenciar la labor docente e investigativa del Departamento.

La astrónoma, Dra. Mary Loli Martínez, originaria de Ciudad de México, acaba de unirse al cuerpo académico del Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción.

Mary Loli viene a fortalecer la línea de investigación sobre agujeros negros, específicamente los núcleos activos de galaxias, que en su centro poseen un agujero negro supermasivo que está “comiendo” material.

De esta forma, la astrónoma se dedica a estudiar la dinámica y física del gas que se encuentra alrededor de estos monstruos espaciales.

This artist’s impression shows the surroundings of the supermassive black hole at the heart of the active galaxy NGC 3783 in the southern constellation of Centaurus (The Centaur). New observations using the Very Large Telescope Interferometer at ESO’s Paranal Observatory in Chile have revealed not only the torus of hot dust around the black hole but also a wind of cool material in the polar regions.

Una visita al planetario que impactó su carrera

Si bien de pequeña se interesó por el arte, una visita al Planetario Luis Enrique Erro, en la capital de su país, definió lo que sería su pasión por el universo. “Pasó que cuando tenía 10 años, mis hermanos y yo fuimos al Planetario, aunque formalmente el curso era para adultos, pero bueno, como nos ganamos los boletos para asistir nos dijeron “pasen entonces”, detalla.

“Básicamente se trataba de proyecciones, mientras otra persona explicaba. No recuerdo más al respecto, pero lo que a mí de niña se me quedó grabado fueron las proyecciones. Entonces a partir de ahí dije “yo quiero estudiar astronomía”, y todo se fue dando en esa línea, no se me quitó la idea, y aquí estoy”, recordó Mary Loli.

Su trayectoria profesional incluye un doctorado en Astrofísica por la Universidad Autónoma de México (UNAM), casa de estudios donde también cursó su pregrado.

Respecto a su relación con la UdeC, esta comenzó cuando, por medio del Núcleo Milenio Titans, realizó uno de sus postdoctorados en la Universidad de Valparaíso, conociendo así a académicos de la Universidad de Concepción como el Dr. Neil Nagar y el Dr. Dominik Schleicher.

La importancia de la interdisciplina y la divulgación

Mary Loli considera de suma importancia la interdisciplinariedad y divulgación para el desarrollo de la ciencia, y en especial de la astronomía.

“Si bien somos científicos, también somos humanos, entonces no podemos únicamente encerrarnos en este mundo sin ver las posibilidades que existen”, detalla la nueva académica.

En este sentido recuerda como, al momento de cursar su doctorado, impulsó un proyecto educativo y divulgativo para compartir la astronomía en su comunidad de origen.

“Muchos de los papás me preguntaron: ¿Y esto para qué sirve? ¿para qué los muchachos van a aprender a utilizar estos instrumentos? Entonces yo les explicaba que, si algunos se convertían en astrónomos, ¡súper bien! Pero, estas herramientas que van a adquirir a través de la astronomía, les forman capacidades como por ejemplo el exponer, explicar conceptos, habilidades que de otra forma quizás no las obtendrían”.

“Además, como la astronomía es súper vistosa, hace que la gente se sienta más en confianza. Entonces, yo creo que la ciencia la ciencia debería estar en la cajita de herramientas que se te entrega en esta vida, donde también está la música y otras disciplinas que te dan diversas habilidades”, destaca Mary Loli.

Arribo a la UdeC

La astrónoma mexicana se muestra expectante por conocer todo lo que la UdeC y la ciudad de Concepción tiene para ofrecer.

De hecho, una de las cosas que le llamó la atención del campus fue que le recordó a “una versión de la UNAM chiquita”, además de la cantidad de naturaleza y vegetación en los alrededores.

En el ámbito de la docencia, la investigadora espera que sus estudiantes puedan desarrollarse dentro de las áreas más diversas, realicen análisis de calidad y que sean, además, perseverantes.

“En mi trayectoria me he topado con muchos obstáculos. Tengo tres postdoctorados, me la he pasado ocho años realizándolos, y eso puede llegar a frustrar porque dices “no lo voy a lograr, no lo voy a lograr”, pero con perseverancia, tiempo y un trabajo de calidad, se puede lograr”, afirma la académica.