21/06/2024

Investigación UdeC obtiene financiamiento para impulsar el estudio del medio interestelar

El experimento CODE, realizado de forma interdisciplinaria entre científicos de Física y Astronomía de la Universidad, podrá realizar importantes mejoras en su sistema óptico, con tal de medir la temperatura de partículas sometidas al vacío y bajas temperaturas, imitando así las condiciones extremas del medio interestelar.

El Comité Mixto ESO-Gobierno de Chile entregó los resultados de la convocatoria 2023, donde uno de los veinte proyectos ganadores fue presentado por académicos de la Universidad de Concepción (UdeC).

Para esta ocasión son más de $560 millones los destinados a repartir entre propuestas de investigación científica y divulgación de la astronomía; y para el caso de la casa de estudios penquista, los académicos Dr. Pablo Solano Palma y el Dr. Stefano Bovino, del Departamento de Física y el Departamento de Astronomía respectivamente, se adjudicaron parte de estos recursos para la compra de equipamiento de punta en óptica infrarroja.

“The Cosmic Dust Experiment: improving the optical system for astrochemical desorption studies” (Experimento de Polvo Cósmico (CODE): Mejorando el sistema óptico para estudios de desorción astroquímica, por su traducción del inglés), es el título de la iniciativa presentada, la cual recibió financiamiento el cual deberá ser ejecutado en un plazo de 24 meses.

Analizando el universo a nivel microscópico

“El objetivo de CODE es estudiar en el laboratorio, bajo un ambiente controlado, procesos físicos y químicos que ocurren en la superficie de nanopartículas que simulan el polvo cósmico. Esto permitiría refinar nuestros modelos y predicciones astroquímicas del medio interestelar”, detalló el físico y profesor Pablo Solano, respecto al objetivo del experimento.

Relacionado con lo anterior, el astrónomo e investigador UdeC – CATA – Titans, Stefano Bovino, comentó que la adjudicación de estos dineros es fundamental para la continuidad del Laboratory for Atomic & Molecular Physics (Laboratorio de Física Atómica y Molecular LAMP), inaugurado recientemente en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas.

Esta instalación reúne tanto experimentos de astroquímica (como CODE) y de óptica atómica, los cuales, si bien pueden funcionar tanto de manera independiente, alcanzan su máximo potencial de forma interdisciplinaria.

“Con este aporte, y en particular después de nuestros logros más recientes (atrapar una nanopartícula individual en condiciones de vacío), podremos trabajar en el sistema de medición de la temperatura de tal partícula, lo cual es fundamental para luego estudiar los procesos de desorbimiento”, detalló Stefano.

A su vez, el investigador del Departamento de Física expresó, a modo de ejemplo, que “monitoreando el movimiento de las nanopartículas al detectar la luz láser que dispersan, inferimos su masa con extrema precisión. Además, esperamos poder controlar su temperatura por medio de la absorción de láseres infrarrojos”.

Uno de los pocos proyectos aprobados en su financiamiento

Este año, el comité encargado de entregar los fondos recibió un récord de 94 postulaciones, lo que significa un incremento de 45% respecto al año anterior.

Tal como expresó el Dr. Stefano, este esquema de financiamiento es favorable para proyectos de instrumentación, los cuales se encuentren directamente conectados a la interpretación de datos observacionales, como lo es el experimento CODE.

“Con Pablo y Nicolás Martínez (estudiante de doctorado que trabaja en el experimento) decidimos prepara una propuesta bien enfocada con el objetivo de construir el sistema infrarrojo necesario para medir la temperatura de la nanoparticula”, detalló el astrónomo.

“Ganar este proyecto en un año con la competencia al máximo, y considerando que es la única propuesta de instrumentación aprobada nos enorgullece y nos da un impulso, porque significa que estamos haciendo un experimento de vanguardia a nivel nacional”, concluyó el académico.

Por su lado, el profesor Solano espera que con la adjudicación se pueda avanzar “en este largo camino”, el cual trae un innumerable esfuerzo detrás, tanto en materia de estudio, compra de materiales, montaje y análisis, y así “construir un experimento que nos permita reproducir en nuestro laboratorio los procesos físicos y químicos que ocurren a años luz de distancia”.