28/05/2024

Historia y proyectos de la Comisión de Convivencia, Género e Inclusión de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas

Miembro del Comité de Género cuenta sobre los orígenes de este, su trayecto, cambios realizados desde su formación, e intenciones de proyectos futuros.

El Comité de Género se formó en el año 2021, está enfocado en la solución de problemas de género que pueda haber en la Facultad CFM. Su organización se caracteriza por la horizontalidad, pues no tiene líder, y está compuesta por seis personas de igual jerarquía.  Este se organiza de forma triestamental, es decir, hay dos miembros representantes en cada estamento como parte del Comité de Género (estamento estudiantil, estamento académico y estamento de funcionarios no académicos).

Diego Paredes, quien es uno de los dos representantes del estamento académico, contó que “la formación de la comisión partió con la toma feminista de la Facultad CFM del 2019, circunstancia que abrió espacio a instancias que trataban la resolución de los problemas expuestos por las estudiantes. Estas no siempre llegaban a buen puerto, por lo que en 2020 se comenzaron a crear comisiones de género dentro de la Facultad con el fin de facilitar la solución de esos temas, yo estaba en la comisión del Departamento de Ingeniería en Matemáticas”.

“Nos habíamos dado cuenta de que era posible generar cambios, pero para eso se necesitaba mas contacto directo con las autoridades, por lo que tras eso surgió la idea de extender la comisión a nivel de Facultad. Algo que se terminaría concretando posteriormente en el año 2021, que quedó con el nombre de CGI, que refiere a la convivencia, género e inclusión”, explicó el académico.

Entre los cambios y mejoras realizados por el comité, “logramos que exista un baño para todo género en la Facultad, que está destinado para toda persona que se identifique como ´no binario o no binaria´; logramos la incorporación de la primera psicóloga que trabaja en la Facultad (Italia Aguilera); en conjunto con una psicóloga de la DEGyD (Dirección de Equidad de Género y Diversidad Sexual) diseñamos unos talleres para estudiantes ayudantes, denominado ´taller de buenas practicas de género para ayudantes´, este se hizo con fines educativos para prevenir cualquier tipo de abuso en la relación estudiante- ayudante”.

Respecto a ciertos proyectos intencionados, Diego Paredes indicó que “como comité, nos interesa mucho que exista un reglamento que regule la actividad de ciertas relaciones jerárquicas para prevenir el abuso de poder, de modo que se marquen limites, ya sea entre estudiante-ayudante o estudiante-profesor”.

Finalmente, el académico añadió que “la regulación del problema de estudiantes- ayudantes es un tema antiguo”, por lo que se ha pensado en la “instauración de algún sistema o reglamento en que los estudiantes ayudantes puedan ser evaluados y evaluadas para que exista algún registro de la persona en caso de que haya habido problemas por algún comportamiento perjudicial”.